La pastelería de lujo

La pastelería, como rama de la cocina, es un arte muy importante dentro de la cultura de Francia. Por ello es tan común encontrar todo tipo de panaderías y pastelerías en este país, desde las más tradicionales y artesanales hasta las modernas y actuales.

Una nueva tendencia que está cobrando gran fuerza en los últimos años dentro del mundo de la repostería es la llamada “pastelería boutique”, un término muy afrancesado y que describe una forma completamente nueva de hacer pastelería.

Esta idea consiste en elevar al máximo las cualidades visuales de los productos horneados mientras se mantiene impoluta la calidad de la confitura.

Para esto han surgido muchas técnicas, productos y herramientas nuevas que hacen que los acabados de las confecciones sean perfectos. Además se trabaja mucho ahora todo lo vinculado a la decoración de los postres. Para ello se requiere la mayoría de las veces al chocolate, pues a esta delicia cada día se le descubren nuevas formas de trabajarla, ya sea formando rizos, láminas o utilizando la manteca de cacao para crear dibujos comestibles impresionantes. Además con el chocolate se crea una buena variedad de glaseados brillantes, ideales para cubrir tortas o para bañar los tradicionales eclairs franceses.

Esta tendencia alcanza un gran auge principalmente en París, la capital francesa, pues en sus calles es fácil encontrar pastelerías con vitrinas que asemejan más un museo de arte que una dulcería. Los ya mencionados eclairs y los profiteroles, decorados a la perfección, todos iguales, los imperdibles croissants del mismo tamaño y color, y una variedad infinita de tartas y tartaletas también cargadas de complicadas decoraciones de todo tipo; son solo algunas de las piezas que componen estas vitrinas de arte.

La pastelería boutique es sin dudas un estilo que llegó a París no solo para quedarse allí, sino para expandirse a todas las cocinas del mundo.

Add Your Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *